NEWSLETTERS DE UNIAPAC

UNIAPAC comparte la primera Newsletter de Europa, realizada con la contribución de todas las asociaciones federadas.

También presenta su Newsletter correspondiente al primer trimestre del año 2017, que incluye detalles de los eventos y actividades internacionales en los que UNIAPAC ha estado involucrada.

El objetivo es continuar dando apoyo a todas las asociaciones nacionales, para asegurar la visibilidad de UNIAPAC a través de la promoción de una economía mundial que respeta la dignidad del ser humano y el bien común, además de ser fuente de cambio en la sociedad.

Uniapac Newsletter No 1

Please like & share:

UNIAPAC PRESENTA SU NUEVO PLAN ESTRATÉGICO 2017-2020

Después de la Asamblea General de UNIAPAC celebrada en Buenos Aires el día 1 de julio de 2017, se presenta a través del nuevo Presidente de UNIAPAC, Rolando Medeiros, el nuevo Plan Estratégico para los próximos tres años que adjuntamos a continuación.

 

 

Presentation of Rolando Medeiros – General Assembly in Buenos Aires -1 July 1 2017

Mensaje de Rolando Medeiros a las asociaciones Uniapac

2017 – 2020 UNIAPAC Strategy

UNIAPAC Vision-Driven Strategy July 1 2017

Please like & share:

PALABRAS DEL PAPA EN EL CONGRESO DE UNIAPAC: “LAS EMPRESAS PROMUEVEN SIEMPRE Y EFICAZMENTE EL BIEN COMÚN”

La pasada semana se celebró en Roma la Conferencia Internacional “Los lideres de negocios como agentes de inclusión económica y social”, organizada por el Pontificio Consejo de Justicia y Paz (PCJP) y la Unión Internacional Cristiana de Dirigentes de Empresa (UNIAPAC).

En su discurso el Santo Padre resaltó el noble propósito de reflexionar sobre el papel de los empresarios como agentes de inclusión económica y social, y quiso compartir una reflexión sobre tres riesgos en la actividad empresarial:

1 El riesgo de usar bien el dinero

Se refirió al dinero como un instrumento técnico de intermediación, de comparación de valores y derechos de cumplimiento de las obligaciones y de ahorro.  El dinero no tiene un valor neutro, sino que adquiere valor según la finalidad y las circunstancias en que se usa.  Por ello, cuando se afirma la neutralidad del dinero, se está cayendo en su poder, y por eso es urgente recuperar el sentido social de la actividad financiera y bancaria, con la mejor inteligencia e inventiva de los empresarios.  Esto supone asumir el riesgo de complicarse la vida, teniendo que renunciar a ciertas ganancias económicas.

2 El riesgo de la honestidad

Este es el segundo riesgo que, según el Papa, debe ser asumido por los empresarios.  La corrupción, dijo, es la peor plaga social.  Es la mentira de buscar el provecho personal o del propio grupo bajo las apariencias de un servicio a la sociedad.  La corrupción está generada por la adoración del dinero, y vuelve al corrupto, prisionero de esa misma adoración.  La corrupción es un fraude a la democracia, y abre las puertas a otros males terribles como la droga, la prostitución y la trata de personas, la esclavitud, el comercio de órganos, el tráfico de armas, etc.  Una de las condiciones necesarias para el progreso social, según el Pontífice, es la ausencia de corrupción.  Puede suceder que los empresarios se vean tentados a ceder a los intentos de chantaje o extorsión, justificándose con el pensamiento de salvar la empresa y su comunidad de trabajadores, o pensando que así harán crecer la empresa y que un día podrán librarse de esa plaga.  Es un desafío a la inventiva empresarial que debe encontrar formas de hacer funcionar bien la empresa sin ceder nunca a la corrupción.

3 El riesgo de la fraternidad

La actividad empresarial, en palabras del Papa, tiene que incluir siempre el elemento de gratuidad.  Las relaciones de justicia entre dirigentes y trabajadores deber ser respetadas y exigidas por todas las partes; pero , al mismo tiempo, la empresa es una comunidad de trabajo en la que todos merecen un respeto y un aprecio fraternal por parte de los superiores, colegas y subordinados.  Hoy las emigraciones y los desplazamientos de una multitud de personas en busca de protección se han convertido en un dramático problema humano.  El Papa pidió ayuda a los presentes, por una parte tratando de convencer a los gobiernos para que renuncien a cualquier tipo de actividad bélica, y para que colaboren en crear fuentes de trabajo digno, estables y abundantes, tanto en los lugares de origen como en los de llegada y, tanto para la población local como para los inmigrantes. ” Hay que hacer que la inmigración, finalizó el Papa, siga siendo un factor importante de desarrollo”.

 

Imagen del Papa web

Please like & share:

Intervención de Marta Gómez-Llorente en la presentación del libro: Respeto en acción. “Respeto en Acción” organizada por ASE en Madrid el 5 de Abril de 2016 en el Auditorio de la Fundación MAPFRE.

 

 

¨Hoy nos reunimos en torno a la subsidiariedad, concepto admirable por su
trascendencia y su grandeza. Este principio, cuyo nombre procede del término
latino “subsidium”, es decir asistencia o auxilio, se refiere a la ayuda puntual
que una instancia o comunidad superior debe prestar a otra inferior cuando
ésta lo necesite y no pueda valerse por sí misma. En este marco, y desde la
relación más básica de individuo-familia, hasta la más alta que involucra al
Estado, esta ayuda deberá ser brindada siempre de una forma temporal y
promotora, es decir, acompañando al individuo a desarrollarse para superar
esas carencias hacia el futuro.

Así, la subsidiariedad se centra en la persona y en el respeto a su dignidad.
Este principio abraza el derecho y el deber de toda persona de impulsar su
propio crecimiento personal, reconociendo que necesita de los demás para
formarse, y que la sociedad resulta esencial para que este desarrollo sea
pleno.

En el ámbito empresarial la subsidiariedad contempla que los individuos o
equipos deben gozar de la autonomía necesaria para poder realizar por sí
mismos las funciones de las que son capaces, siendo formados en aquellas
otras en que lo necesiten.

Probablemente esta dimensión de la subsidiaridad como apoyo al desarrollo
humano no sorprenda a muchos, pero es posible que su efecto catalizador del
éxito empresarial si haya pasado desapercibido a algunos.

Y bien, quizás os preguntéis… ¿que tiene que ver la dignidad de la persona
con la empresa y sobre todo, con el éxito empresarial? (…) ¨

Texto íntegro de la intervención de Marta Gómez-Llorente en la presentación de Respeto en acción

 

 

Please like & share:

Presentación del libro: ´Respeto en acción. Cómo aplicar la subsidiariedad en el mundo de la empresa´

El pasado martes  5 de abril a las 19:30 horas en el Auditorio MAPFRE (Pº Recoletos, nº 23) tuvo lugar la presentación del libro Respeto en acción: como aplicar la subsidiariedad en el mundo de la empresa organizada por Acción Social Empresarial (ASE) en colaboración con la federación internacional de empresarios, UNIAPAC.

 

 

La presentación contó con la presencia de Alberto Durán, presidente de Ilunion y vicepresidente ejecutivo de la Fundación ONCE, Marta Gómez-Llorente, directiva en el sector asegurador, Juan Benavides Delgado, Catedrático de Comunicación Audiovisual y Publicidad en la Universidad Complutense de Madrid y Luis Hernando de Larramendi presidente de ASE.

Empresarios y directivos de UNIAPAC junto con la Universidad of St. Thomas (EE.UU.) han querido plantear en este libro la utilidad de la subsidiariedad en el contexto económico actual marcado por la creciente competitividad internacional.  Su aplicación es un instrumento para mejorar la rentabilidad de la empresa al favorecer las capacidades, iniciativa y responsabilidad de cada trabajador. A la vez que favorece un ambiente de trabajo donde las personas se sienten valoradas y respetadas generando un ambiente de confianza que permite como señalan los autores: “la creación de una cultura organizativa que fomenta el buen trabajo, ya sea en relación al desarrollo de los trabajadores como de la capacidad productiva de la organización”.

 

 Acceda a la grabación de la presentación a través  nuestra página web o en nuestro canal de Youtube ASE ACCIÓN SOCIAL EMPRESARIAL 

 

Please like & share:

El Congreso Internacional de Empresarios y Directivos Cristianos (UNIAPAC) apuesta por promover una educación empresarial cristiana ante los desafíos del siglo XXI

El pasado jueves 26 de noviembre se celebró el Congreso de la Federación Internacional de Asociaciones de Empresarios y Directivos Cristianos (UNIAPAC), que fue organizado por ASE, entidad española de dicha federación. Este año se ha organizado bajo el título ‘Christian Management Education in the 21st Century’. Personalidades del mundo empresarial y académico provenientes de México, Argentina, Estados Unidos, Francia,  Alemania y España acudieron a dicha cita con objetivo de presentar diferentes casos de iniciativas empresariales impulsadas por valores cristianos que han alcanzado éxito, para que conformen un corpus práctico para programas de estudios de universidades y escuelas de negocios de todo el mundo.

 

F Co Nava_L H Larramendi_C Romero pag web

El Congreso fue inaugurado por Franco Nava presidente de UNIAPAC Europa, Carlos Romero, presidente de la Asociación Católica de Propagandistas y de la Fundación Universitaria San Pablo CEU, Luis H. de Larramendi presidente de Acción Social Empresarial (ASE).

 

La conferencia contó con la participación del Arzobispo de
Madrid,  Carlos Osoro
, quien señalaba la importancia de esta cita y declaraba: “ahora que la globalización y la tecnología corren el riesgo de deshumanizar la existencia y consolidar la cultura del descarte, se hace más necesaria que nOsoro 2unca la introducción de valores éticos en el ámbito de la empresa”,  y continuaba, para ello es necesario que “que quienes tienen responsabilidades en ella estén impregnados de espíritu evangélico, valores morales y sensibilidad humana”.(intervención íntegra)

 


El Prof. John Miles (Uruguay) analizó la aportación de la educación cristiana en escuelas de negocios puede tener en el mundo empresarial. Prof. Andre Habish (Alemania) y Prof.  Norm Fiola (Estados Unidos) presentaron varios casos del valor de las enseñanzas y valores cristianos en el mundo empresarial, que les ha llevado a crear una red de comunicación (GJCIMG_0739 pag webS.ORG) entre empresarios y estudiantes, permitiendo a estos últimos compartir sus experiencias con estudiantes de universidades o escuelas negocios.

 

En el mundo académico se hablo también de la experiencia de varias Universidades Católicas que han querido enfocar sus estudios universitarios desde la perspectiva de la identidad cristiana que les caracteriza: Universidad San Pablo (México) y la Universidad Católica San Antonio de Murcia. (España)

 

Finalmente el Congreso recogió la figura del empresario argentino Enrique Shaw, cuyo proceso de canonización fue iniciado por el Papa Francisco cuando era Arzobispo de Buenos Aires, dado que su labor de empresario estuvo siempre guiada por la búsqueda del bien común de sus empresarios y el conjunto de la sociedad.

 

Pinche aquí para ver las intervenciones de los ponentes invitados 

 

 

 

Referencias en la prensa del Congreso: 

 

 

´Sus empleados le dijeron: No nos sentimos personas…y cambio´ Alfa y Omega (pag 12-13), 3 dic, 2015.

 

´Congreso Internacional de los Empresarios y Directivos Cristianos´, 19 nov. 2015, Religiondigital.es

 

´Madrid acoge el Congreso Internacional de Empresarios y Directivos Cristianos´, 19 de nov, Alfa y Omega.es

 

´Congreso Internacional UNIAPAC en el CEU´, 19 nov 2015,Revistaeclesia.es 

 

`España: UNIAPAC presentará iniciativas empresariales de éxito gestionadas con principios cristianos´, 20 nov 2015, ZENIT.org

 

Please like & share:

Discurso Mons. Osoro en el Congreso UNIAPAC Madrid (26 de noviembre de 2015)

https://www.youtube.com/watch?v=CvFgiCpTXbY

Mis primeras palabras quieren ser de cariñosa bienvenida a esta acogedora y cosmopolita archidiócesis de Madrid.En un contexto de crisis económica con bastantes similitudes a la actual, vio la luz UNIAPAC. Justo dos años después de la gran depresión de 1929 y bajo el impulso de Pio XI y su Quadragesimo anno, tan profética y tan valiente en tantos sentidos. Más de 80 años después, sus desafíos no han desaparecido y hoy celebramos el impulso social y la pasión por la justcia del ponticado actual del Papa Francisco.

Ahora que la globalización y la tecnología corren el riesgo de deshumanizar la existencia y consolidar la cultura del descarte, se hace más necesaria que nunca la introducción de valores éticos en el ámbito de la empresa.

Como señalaba Juan Pablo II, ´la empresa no puede considerarse solamente como una sociedad de capitales pues es, al mismo tiempo, una sociedad de personas en la que formar parte, de manera diversa y con responsabilidades específicas, los que aportan el capital necesario para su actividad y los que colaboran con su trabajo¨(CA 43)

Esta cita es solo un ejemplo de la importancia que tiene tomar en consideración las enseñanzas de la doctrina social de la Iglesia como encarnación del evangelio en los contextos concretos y, en particular, en el mundo de la empresa, en la que tantos hombres y mujeres desarrollan buena parte de su vida.

Que este espacio sea un ámbito de crecimiento personal, desarrollo, justicia e inclusión social depende en buena medida de opciones éticas y religiosas.

Para que la empresa esté impregnada de valores es necesario que quienes tienen responsabilidades en ellas, los empresarios y dirigentes, estén impregnados de espíritu evangélico, valores morales y sensibilidad humana.

En la empresa confluyen intereses entrecruzados: los de los propietarios e inversores, los de los gestores, los de los empleados y trabajadores, los de los proveedores, los de los clientes, los de la comunidadlocal sobre cuyo territorio se asienta y sobre la que ejerce influjo. Su política de respeto a los derechos de los trabajadores, el exquisito cuidado de este añejo principo social de la Iglesia que prioriza el trabajo sobre el capital , se suman otras responsabilidades éticas más recientes como el cuidado de la casa común, la creación, evitando la contaminación, el abuso de los recursos naturales, la necesidad de transparencia y cumplimiento de los deberes fiscales o la conciliación entre la vida laboral y familiar.

No se puede olvidar que en la base de todas las opciones está la cuestión antropológica. Eso le llevo a Benedicto XVI afirmar en la Caritas in veritate que la cuestión social es fundamentalmente una cuestión antropologica (CV 75). Una concepción de la actividad económica que presupone que la persona se reduce a un mero individuo, que lo que mueve la historia es el egoísmo y el interés, y no la solidaridad y la aperura a la comunión con otros y con el Totalmente otro, amén de la absolutización del lucro como único fin de la actividad económica, están en la base de la crisis que padecemos: no sólo es económica, sino también ética y de sentido.

La responsabilidad del empresario y del dirigente cristiano va más allá de lo legalmente establecido, más allá incluso de la responsabilidad social corporativa. Además del crecimiento económico es precioso no perder de vista la necesidad de hacer llegar a todos sus frutos, especialmente a los más pobres. Crecimiento sin disminución de las desigualdadesen inequidad en palabras del Papa Francisco.

Es verdad que la empresa para poder ser sostenible ha de ser necesariamente rentable, pero también lo es que sin actitudes éticas, humanistas y solidarias la empresa no constituiría una impagable aportación al bien común y el desarrollo de los pueblos.

Por eso es imprescindible que los valores morales se contagien en el ámbito empresarial. Por ello, este simposio resulta de mayor interés y de la máxima actualidad. Ejemplos como el del empresario Enrique Shaw, cuyo proceso de canonización fue iniciado por el entonces arzobispo de Buenos Aires, Mons. Bergolio, deben ser reconocidos. Dignifican la figura del empresario, del directivo, del hombre de gestión cuando actúa guiado por valores éticos, el norte dle bien común, la justicia social y un sentido que encuentra solo en Cristo, camino de verdad y vida.  Ojalá que su ejemplo se multiplique y, entre todos, logremos dejar atras un mundo tan injusto y desigual como el que padecemos, especialmente los más pobres, y podamos acercarnos al sueño de Dios mediante la civilización del encuentro y del amor. En ella tenéis un papel y responsabilidad de primer orden. Que Dios os ayude a lograrlo, que El bendiga este encuentro. Os deseo un excelente y fecundo trabajo. Muchas gracias

 

Please like & share:

Nueva Encíclica del Papa “Laudato Si”

Compartimos el reciente “comunicado de prensa” de UNIAPAC , que responde a la nueva Encíclica del Papa “Laudato SI”

Press Statement

UNIAPAC acknowledges the deep callings of Pope Francis‘ encyclical letter “Laudato si“ on sustainability which moves Christian business leaders to action.

Simone: Integral view of sustainability is right

The International Union of Christian Business Executives (UNIAPAC) has welcomed the statements on sustainability made by Pope Francis in his encyclical letter “Laudato si“

UNIAPAC president José Maria Simone (Argentina) explained:

“The Pope speaks not only of ‘environmental, economic and social ecology’, but adds a fourth dimension of sustainability: ‘cultural ecology‘. I am in fact glad that he talks about ‘an integral ecology which by definition does not exclude human beings and needs to take account of the subjective value of work‘“.

Pope Francis calls in his letter for regarding ‘climate as a common good‘ and for giving greater attention to ‘the needs of the poor, the weak and the vulnerable‘. Simone drew the attention on the fact, that the Pope demands in his letter ‘to prioritize the goal of access to steady employment for everyone‘, and that ‘helping the poor financially must always be a provisional solution in the face of pressing needs while the broader objective should always be to allow them a dignified life through work’. Simone noted further that the Pontiff deems it to be imperative ‘in order to continue to provide quality job creation to promote an economy, which favors productive diversity and business creativity. This level of development requires stability and fairness of the rule of law reliable institutions including parliament, judicial and education systems seeking excellence which are accessible by the whole society‘.

“As entrepreneurs we feel encouraged by the Pope, when he writes: ‘Business is a noble vocation, directed to producing wealth and improving our world. It can be a fruitful source of prosperity for the areas in which it operates, especially if it sees the creation of jobs as an essential part of its service to the common good’”, explained Simone. “While providing good and truly needed products and services to society, an entrepreneur may – by using technology, resources and labor in a most efficient, climate preserving and innovative way – create new jobs. But it cannot be assumed, that an entrepreneur is obliged to provide more jobs when they are not needed for the goods and services he is offering”. Simone, in this sense, argues that truly free markets may contribute, within a properly regulated framework, to resolve many environmental problems rather than generating them.

The UNIAPAC president showed understanding for the Pope’s sharp criticism on greed and mere profit maximization but expressed appreciation for the balanced view on technical developments:

“The Pope invites us ‘to rejoice in these advances and to be excited by the immense possibilities which they continue to open up before us, for science and technology are wonderful products of a God-given human creativity’. At the same time, he warns us not to blindly follow the ‘technological paradigm’ but ‘to look for solutions not only in technology but in a change of humanity‘.“

Pope Francis in his letter and with regard to technical developments, has underlined the need for‚ ’sound ethics and a culture and spirituality genuinely capable of setting limits and teaching clear-minded self-restraint’.

UNIAPAC welcomed especially the Pope’s call for

 ‘a circular model of production capable of preserving resources for present and future generations, while limiting as much as possible the use of non-renewable resources, moderating their consumption, maximizing their efficient use, reusing and recycling them’.

UNIAPAC appreciates the Pope’s call

‘that only when the economic and social costs of using up shared environmental resources are recognized with transparency and fully borne by those who incur them, not by other peoples or future generations, can those actions be considered ethical‘. Simone explained on this: “To internalize the external costs both in business accounting as well as in national statistics is unavoidable.“

Given this background Simone commented about the negative judgment of the Pope’s letter on trading of carbon credits:

“In my view there is a very broad consensus that such a mechanism is a very appropriate way of internalizing external costs and a contribution to equilibrate natural unbalances if the credits are used in a responsible way similar to those for natural resources”.

Simone also commented on the Pope’s view that

‘the time has come to accept decreased growth in some parts of the world in order to provide resources for other places to experience healthy growth’.

Unfortunately, Simone expresses, the practical implementation of this statement may generate the opposite effect to the expected one.

“If there is a recession in Europe or America, this will definitely have adverse effects on growth in emerging and developing economies, where most of the poor people live. We need growth! Of course we need growth with as little consumption of natural resources as possible. And we need growth that is inclusive and does not exclude the poor. We need to increase poor’s dignity with new decent jobs, assisting the development of a more integral human being”, Simone underlinded.

The UNIAPAC president emphazised:

“As Christian business leaders we accept the call of the Pope to continue stressing the consideration, in every ecological approach, a social perspective which takes into account the fundamental rights of the poor and the under privileged and that there is always a social mortgage on all private property. A person-centered corporate social responsibility is a very effective way of addressing this challenge within a free and truly competitive market economy. We give special recognition to the purpose of the encyclical that what is at stake is our own dignity and leaving an inhabitable planet to future generations is, first and foremost up to us.”

Simone explained, that these statements are just first comments and that UNIAPAC will undertake a deeper reflection on the Pope’s letter and will publish these reflection in a future document.

Please like & share: